sábado, 22 de febrero de 2014

Para ti, papá

Mi pequeña estrella en el firmamento, que en lo más alto brilla
Eres la mirada que le dedico al cielo todos los dias
Eres el libro que me gusta leer
Eres la música que tocabas
Y los regaños que no faltaban
Eres los consejos que me dabas, y las risas que me dedicabas
Eres esa mano que acariciaba y ponía orden
Eso eras tú, y cómo extreño eso, cómo te extraño
La Luna brilla más gracias a ti
Y el sol calienta con más fuerza
Dicen que una persona no muere mientras sea recordada. 
Tú, entonces, vivirás en mí, en tu casa, en todas las personas que te rodeaban.
Ya te quitaste todo sufrimiento físico y anímico, pasaste a un plano superior. 
La casa se siente grande, vacía. Cada día veo tus fotos y te recuerdo. Fuiste un ser maravilloso, lleno de luz, generoso, guerrero inquebrantable. Te marchaste, y aunque me enseñaste tanto, se me olvidó mencionarme cómo estar y vivir sin ti.

Te amo como nunca y te extraño como siempre.

4 comentarios:

  1. Un bonito homenaje a tu padre , preciosas palabras. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar, lo hice con todo el sentimiento :)

      Eliminar
  2. Bárbara, comparto tu sentimiento y me suscribo a tus palabras. Me sacaste lágrimas. Creo que sólo quienes tuvimos un padre excepcional y lo perdimos tan pronto sabemos el dolor que significa y la fuerza con la que se le puede llegar a extrañar. Gracias por compartir tus palabras conmigo. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y que te haya gustado :)

      Eliminar