viernes, 13 de enero de 2012

El día gris que cargo encima

Te busco con mi mirada cansada, pero no te consigo. No sé si así es mejor, o por lo menos verte un rato, y que esa sonrisa tan hermosa me ilumine el día gris que cargo encima.
Y yo debería estar preocupada en otras cosas, pero mi mente te recuerda todo el tiempo ¡no puedo controlar nada de lo que pienso!
Camino por las desoladas calles con el miedo y la alegría de querer encontrarte, por un lado triste y por la otra tranquila, ya no me entiendo. Tú me ves como una más, y yo te veo como un todo... Así de diferentes somos. 

Las masoquistas sufrimos en silencio por cosas que no podemos cambiar, nos duelen pero permanecemos ahí, esperando ciegamente alguna señal que cambie el curso de la vida...

2 comentarios:

  1. No te apresures, vive feliz porque cuando menos esperes, esa señal llegara.
    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :D eso haré. Un saludo paea ti también.

      Eliminar